Blog Mujeres Menu

Permalink:

MÁS ALLÁ DEL SECRETO (La Ley de la atracción)

En el libro El Secreto se habla de la ley de la atracción, y ha sido presentado de una manera vinculada a la ambición. Sin embargo la ley de la atracción va mucho más allá que trabajarla en el ámbito económico.
Esta verdadera ley está basada en un principio real que como señalaba Buda, aquello en lo que nos convertimos es el resultado de nuestros pensamientos. Quizás todos nosotros ya sabemos eso, sin embargo a muchos de nosotros nos ocurre que las emociones nos embargan o una serie de paradigmas que hemos aprendido desde la niñez nos impiden poder cambiar como somos.
Lo anterior no quita de que es importante que tengamos muy en claro que en esencia los seres humanos y toda la materialidad que existe es energía. Si energía todos nos movemos en función de la energía y una de las características de la energía es que ésta vibra. Eso hace que los niveles de vibración de la energía son distintos dependiendo de lo que se trate.
Es así como la energía solar nos trae luz, calor y es capaz de transformarse en electricidad promedio de las células fotovoltaicas que se ponen en los paneles solares. Pero nuestros pensamientos también son energía aunque nunca lo hayamos visto. Nadie ha visto nunca un pensamiento lo que si se ha visto es que se activan ciertas neuronas de nuestro cerebro cuando pensamos.
Ahora bien, los seres humanos cuando pensamos se una manera u otra emitimos energía que se contacta con otros campos energéticos que vibran a un nivel inferior y que esa misma energía se transforma en una materialización de emociones, relaciones, palabras y materia. Es decir nuestro mundo se va conformando en la medida que nuestros pensamientos van articulando una manera de ver la vida. Esto ocurre en silencio y de manera imperceptible como es cuando el sol está en el cielo. Nadie ve moverse el sol directamente, lo que vemos es el reflejo de la luz en un espacio de la tierra y de pronto ya es de noche.
La ley de la atracción lo que hace es que nuestros pensamientos generan una realidad en base a lo que pensamos y decimos día a día. Esos pensamientos dominantes encuentran la forma de poder manifestarse. Aquello en que más nos concentramos es lo que atraemos a nuestra vida. La buena noticia es que una vez que conoces ésta ley puedas usarla en favor tuyo, y no en contra tuyo como muchas veces ocurre. Por eso es que te sugiero que concentres pensamientos en aquello que deseas en tu vida. Recuerda que lo que es parecido se atrae entre sí. Por ejemplo, nos atraen las personas que consideramos parecidas a nosotros, y si estamos todo el día reclamando no tardaremos en estar rodeados de amargados, lo mismo ocurre si comienzas a cambiar tus pensamientos a una mirada más positiva, más abierta a escuchar y tener momentos de alegría, eso es lo que atraeremos a nuestra vida, personas más alegres.
También sucede con lo que hacemos a nivel de atraer un mejor nivel de vida, si comienzas a pensar en el tipo de casa que te gustaría tener, en investigar más sobre ese tipo de casas, que tipo de personas viven ahí, como se vive ahí, como se la compraron y comienzas a imaginar que es posible para ti hacerlo. Seguramente, tendrás muchas dudas de que es posible hacerlo ya que pensarás en todos los inconvenientes. Es ahí en donde está la clave, ya que mientras tengas dudas no vas a generar el nivel de energía o mejor dicho, tu energía no va a vibrar al nivel que vibra la casa de tus sueños y por lo tanto no serás capaz de atraer esa casa, ya que estas transmitiendo no es para mí, no es para mí.
Te ha ocurrido que algunas veces te juntas con una persona y después de estar con ella quedas agotada, bueno lo que te sucedió en esa situación es que esa persona estaba tan necesitada de energía que te la chupo completamente y quedaste sin nada de energía. Eso mismo ocurre cuando tú piensas que no es posible tener esa casa de tus sueños, le estas transmitiendo a la fuente de energía que esa casa no es para ti.
Para que la ley de la atracción funcione, es necesario que estés preparado para recibir lo que pides, si no estás preparado para recibir esa casa, nunca te va a llegar esa casa. Y si te llega porque te sacaste la lotería lo más probable es que como sucede en la mayoría de los casos, vas a perder esa casa.
Te invito a reflexionar sobre éste tema y a tomar consciencia de que es lo que piensas habitualmente, y a aprender a desechar los pensamientos negativos y dejarlos pasar como si fueran una nube que pasa sobre el cielo y decirle gracias y adiós.

JOSÉ FERNÁNDEZ VERGARA

NOTA: He abierto una cuenta en Facebook que se llama José Fernández Vergara si quieres hacerte amiga mio. Participa sólo ti necesitas un mayor contacto o información.